Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

El lío de la comunicación institucional en Gran Canaria. ¿Hay solución?

201408-El-lío-de-la-comunicación-institucional-en-Gran-Canaria.-Y-el-turismo-portada

 

Pónganse cómodos, por favor, que les quiero relatar el lío de la comunicación institucional en Gran Canaria, según yo la percibo, para que entiendan cómo puede afectar, entre otros factores, al sector más importante en las islas Canarias, el turismo, y ver si se puede llegar a encontrar solución al problema. #marcaGranCanaria

El lío de la comunicación institucional en Gran Canaria. ¿Hay solución?

Existe un (lógico, por otra parte) empeño por que se conozca el nombre correcto de la isla de Gran Canaria que lamentablemente se presta a más equívocos de los deseados (porque no, la isla no se llama ‘Gran Canarias‘ ni ‘Las Palmas’, por cierto). Eso está bien, perfecto. Por otra parte, se nos recuerda constantemente que el nombre correcto de la capital de la isla es Las Palmas de Gran Canaria, aunque, guste o no guste, los propios habitantes somos los primeros en decir, por una cuestión de comodidad, “voy a Las Palmas” (que corresponde en realidad al nombre de la provincia). Empieza el lío, lo sé, pero tranquilo, que esto da para un rato más. 

 

El aeropuerto (uno de los más importantes de España por volumen de turistas recibidos, por cierto) se llama aeropuerto de Gran Canaria, pero el código de aeropuertos de IATA es LPA, denominación que tiene claramente su origen en el nombre de Las Palmas. El problema está en que, si alguien está viajando a Las Palmas, podría estar viajando tanto a Gran Canaria como a Lanzarote o a Fuerteventura, que son las 3 islas que conforman la provincia de Las Palmas. Uy, uy, pero qué divertido se está poniendo esto…Tampoco las aerolíneas ayudan demasiado a evitar la confusión: 

 

Bienvenidos al aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria. (pincha para ver el tuit de @PabloChecaM)

 

¡Maaaaaaaaal! ¿Por qué? Porque Las Palmas de Gran Canaria es la capital (recuerda que te lo dije antes) y el aeropuerto está en OTRO municipio. De hecho, si el avión aterrizara en LPGC sí que íbamos a tener un lío, porque…

 

– Oye, Gaucho, perdona que te interrumpa, pero ¿qué es eso de LPGC que acabas de escribir?

 

Me alegra que me hagas esa pregunta. LPGC son entonces las siglas de la capital, de Las Palmas de Gran Canaria (en el fondo sé que ya lo habías deducido, pero me preguntaste porque te encanta que entre al trapo, briboncete). Por eso te encuentras con que la universidad pública, por ejemplo, se denomina ULPGC (Universidad de Las Palmas de Gran Canaria). Es en este momento cuando piensas “Bueno, eso sí suena lógico.”, aunque te aborda la terrible sospecha de que esto no va a terminar aquí. Y así es, muy bien. Me encanta que estés atento.

 

 

Resulta que de unos años para acá el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tomó la decisión de usar las siglas LPA para su comunicación gráfica, en redes sociales y demás. Por ejemplo, la cuenta del Ayuntamiento de la captital en Twitter es @AyuntamientoLPA, @LPAvisit es una cuenta que se usa para turismo, @LPAcarnaval es el canal del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, etc.

 

– Hallo! Yo ser Fritz y venir de Alemaña. No entender mucho de nada. Gracias.

 

Al parecer, según me comentaron desde dentro, el motivo tuvo su origen en razones publicitarias y de marketing, por cómo suena LPA frente a LPGC, es decir, el “elepeá” versus el “elepegecé”. En eso creo que podemos estar bastante de acuerdo. Pero entonces, cuando estaba a punto de darte la razón (atención, sudores), vemos que el propio ayuntamiento ¡¡usa las dos formas en un mismo mensaje!!

 201408-El-lío-de-la-comunicación-institucional-en-Gran-Canaria.-Y-el-turismo-2

  

Si llegaste aquí pensando que esto te pareció un lío, me alegra. Era esa la intención.

Algunas consecuencias inmediatas de toda esta confusión en el exterior.

Personalmente me parece que hay un pollo muy importante montado y que urge una solución de inmediato. Pedimos a la gente de afuera que no confundan el nombre de las islas, la capital y demás sin hacer  primero autocrítica y asumir que el problema encuentra su origen en nuestra propia casa. 

(*) Nota:  Dejo al final del artículo una “Breve lección de geografía política de Canarias” por si les sirve de ayuda a los de afuera (y a algunos de casa).

 

Un turista que emprende un viaje se suele informar previamente acerca del lugar de destino y, sin duda, en la actualidad la información está al alcance de todos a golpe de búsqueda en Google y un par de clics. No obstante la mayoría no “se pone a estudiar”. Buscan información, leen al respecto y ya está. Esto hace que una información confusa los pueda llevar a cualquier otro destino diferente del deseado. De hecho todos los grancanarios siempre hemos comentado algún que otro caso. Les propongo que marquen la opción que conocen (se admite respuesta múltiple):

 

a) Yo quería viajar Palma de Mallorca, pero me dieron el pasaje para Gran Canaria. 

b) Yo quería viajar a La Palma, pero me vendieron el billete a Gran Canaria.

c) Yo quería viajar a Fuerteventura, pero el avión me dejó en Gran Canaria.

O viceversa.

 

Estos serían algunos casos de perjuicios directos sobre la compra del viajero, sin duda. Y seguro que a ustedes se les ocurriría alguno más que me podrían dejar en los comentarios de este artículo.

 

 

También debatimos hace unos días, en Twitter, con “tuiteros clásicos preocupados por toda esta temática”, como @gonzaloascanio@uby77, @adicespectaculo, @josediazreixa o @marcialrl, entre otros, acerca del caso de una noticia aparecida en el diario deportivo Marca con respecto al partido de baloncesto que se celebraba el 26 de agosto en el Gran Canaria Arena y que enfrentaba a las selecciones nacionales de Estados Unidos y Eslovenia. Este partido ha supuesto un esfuerzo de la Consejería de Deportes del Cabildo de Gran Canaria que debería transmitirse en un beneficio turístico en un futuro. Como era de esperar, este evento iba a generar mucho tráfico en Internet (además de noticias en medios tradicionales) por lo que se debía aprovechar al máximo. 

 

Sin embargo, todo este embrollo que existe alrededor de los nombres en Gran Canaria volvió a ocasionar equívocos, como en el caso de este artículo del diario Marca, en el que se sustituye el nombre de la isla por Las Palmas (recuerden que esta es la unión de 3 islas en una provincia). En ningún momento aparece el nombre de Gran Canaria (la isla que hace el esfuerzo económico para la acción), a pesar de ser además la denominación oficial de la sede del Mundial de Baloncesto España 2014.

Sin duda, en primera instancia, habría que alegar una responsabilidad del periodista que escribió el artículo y se le podrá achacar que no se informó lo suficiente. Luego se debería esperar un esfuerzo para corregirlo por parte de los responsables del Cabildo insular. Pero en muchas ocasiones el problema es de branding, la marca no está clara en el recuerdo de los usuarios. Y es ahí donde sí se puede aceptar que, sin ser la causa única, existe una responsabilidad en el origen.

 

201408-El-lío-de-la-comunicación-institucional-en-Gran-Canaria.-Y-el-turismo-3

 

Nota aclaratoria: yo mismo mandé este tuit a @Marca informando del error y pidiendo que lo subsanaran y este otro explicando la razón pero, a fecha de hoy, no se ha corregido nada. Es posible que el Cabildo también lo haya intentado sin éxito. 

 

201408-El-lío-de-la-comunicación-institucional-en-Gran-Canaria.-Y-el-turismo-4 

Hagan el favor de sentarse y ponerse de acuerdo. ¿Cómo quieren que llamemos a las cosas?  

Escribo todo esto, a modo de carta-debate abierta, de súplica si prefieren, al Gobierno de Canarias, al Cabildo de Gran Canaria y al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a las respectivas oposiciones y a todo aquel que corresponda, tras el enésimo debate sobre el nombre de la isla de Gran Canaria, la provincia, la capital, las siglas, etc. Quiero pedirles a todos, por favor, que hagan un pequeño esfuerzo por el bien de la salud mental de los grancanarios y, por supuesto, para evitar la confusión de los turistas que nos visitan (porque supongo que sí estamos de acuerdo en que el turismo es importante para Canarias, ¿verdad?). 

 

Les pido, por favor, que se sienten y tomen una determinación coherente, consensuada, pensada a futuro (no para una legislatura), que no se estén echando las culpas unos partidos a otros con “eso fue decisión de Menganito”, porque no nos interesa eso ya, teniendo en cuenta que ya han pasado muchos partidos por las distintas instituciones y cada vez nos liamos más. Soluciones debe de haber muchas, desde quitar el apellido “de Gran Canaria” a la capital hasta ponérselo a la provincia (como ocurre con Santa Cruz de Tenerife, que tiene el mismo nombre para provincia y capital); cambiar el código de aeropuerto y que pase a ser algo del tipo GCR, etc. No digo que sea sencillo a estas alturas, claro que no, porque cambiar un nombre o adaptar cualquiera de las opciones supondrá muchos gastos incluso indirectos, como cartelería institucional, por ejemplo. Pero tampoco creo que sea imposible dar un paso atrás para coger carrerilla en un momento dado. O, al menos, si estudian el caso y resulta que la opción más favorable A LARGO PLAZO es dejarlo como está, que intenten contradecirse lo menos posible. 

 

Son demasiadas incoherencias que nos cuestan dinero. Recuerdo la campaña del Cabildo de hace años con carteles repartidos por toda la isla en la que se recordaba que el nombre de “mi isla es Gran Canaria” (si alguno encuentra una imagen de esa campaña, que me la tuitee a @elgauchocanario, por favor). No tiene ningún sentido que el Gobierno, Cabildo y el ayuntamiento de su capital no se puedan poner de acuerdo y se alineen en una estrategia de comunicación conjunta que, sin duda, favorecerá a los tres y, por ende, a todos los que pagamos. 

 

Me gustaría que tanto los canarios como los de afuera me dejaran su opinión aquí en el blog. Sí voy a evitar el “debate político sobre las culpas”, porque ya comenté que son muchos los partidos que han pasado por las instituciones y han tomado (o no) decisiones al respecto. Prefiero mirar hacia adelante en busca de la mejor solución posible para todos. También podrías comentarlo conmigo en Twitter.

¿Qué soluciones planteas al respecto de este problema de comunicación institucional? ¿Se puede hacer algún cambio o es mejor dejarlo como está? ¿De qué forma crees que puede afectar al turismo de las islas Canarias y, en particular, al de Gran Canaria?

Nota: el artículo pretende debatir desde el punto de vista de la comunicación, el marketing y también las consecuencias para el turismo e intentar buscar una solución adecuada para todos. Cualquier comentario  en el blog que tenga que ver con ‘pleito entre islas’ no será publicado. Gracias por participar.

 

201408-El-lío-de-la-comunicación-institucional-en-Gran-Canaria.-Y-el-turismo-5-mapa-político-canarias

 

Fuente del mapa de las islas Canarias: www.zonu.com. En la imagen faltan nombres de los islotes y está mal escrito Alegranza y lo correcto es La Graciosa.

(*) Breve lección de geografía política de Canarias

Dejo también la clásica lección de geografía de las islas Canarias  para los amigos que no son de aquí. Esta explicación forma ya parte de nuestro folclore tradicional. Espero que les sirva de ayuda. Si lo prefieren, también pueden encontrar toda la información sobre las islas Canarias en este enlace.

 

Para empezar las siete islas Canarias (a las que hay que sumarle otras islas más pequeñas) conforman una de las 17 comunidades autónomas de España y está dividida en 2 provincias: la provincia de Las Palmas y la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Estas dos provincias se reparten las islas de la siguiente forma:

Santa Cruz de Tenerife: está formada por las islas de Tenerife, La Gomera, La Palma y El Hierro.

Las Palmas: esta provincia está formada por las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. 

 

En la provincia de Las Palmas se encuentran además otras pequeñas islas. El archipiélago Chinijo (que significa chico, pequeñito) pertenece a la isla de Lanzarote y lo conforman La Graciosa (la única que está poblada), Montaña Clara, Alegranza, Roque del Este y Roque del Oeste. La isla de Lobos es otro islote que pertenece a Fuerteventura. Si alguna vez escuchaste algo sobre la isla de San Borondón tiene que ver con una leyenda, aunque yo también la vi (por supuesto). Y, por último, si el volcán de El Hierro llega a escupir un poco más de lava, hubiéramos estado hablando de una isla más en Canarias, pero se quedó en erupción submarina.

 

Resumiendo: una comunidad autónoma, separada en dos provincias (Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas), que tienen 4 y 3 islas, respectivamente, además de varias islas más pequeñas.

 

Y, de regalo, ‘Qué lío’, un tema musical interpretado por Héctor Lavoe. ¡Que lo disfruten!

 

Shares
Sígueme

Javier Rodríguez

Comunicador por vocación |Ingeniero por error | Músico venido a menos |Deportista de chiste

Consultor de Publicidad y Marketing Digital | Estrategias | Social Media Marketing

Docente en #MBAturismo (Instituto Canario de Turismo), #MktIMF (IMF Business School) y #MasterBrandoffon (Esden Business School ).
Sígueme

7 Comentarioss

  1. Ernesto - 27 agosto, 2014

    No hay identidad de provincia, cada isla va a su bola, y al potencial turista le da bastante igual cual es el código del aeropuerto al que va, o que le quieras poner apellido a la capital.

    Teniendo eso en cuenta mi opinión personal es que un primer paso sería darle al “nombre correcto” de la capital la misma importancia que tiene en Valsequillo de Gran Canaria, Santa María de Guía o San Cristóbal de La Laguna: ninguna. Eso no vende, y no hay confusión con la provincia, porque la provincia, a efectos de marketing y promoción turística, no existe. Como destinos, existen islas y existen localidades, o como mucho municipios. Y “Las Palmas de Gran Canaria” no vende. Demasiado largo y demasiado complicado. Y el apellido en cuestión no lleva en uso ni setenta años, así que ni razones históricas hay para empeñarse en usarlo…

    • Javier Rodríguez - 27 agosto, 2014

      Muy buena aportación, Ernesto. Estoy muy de acuerdo. Nos estamos aferrando a nombres que ni nosotros mismos usamos y estamos generando confusión. En cualquier caso, las instituciones deben adoptar un criterio uniforme.
      Muchas gracias. Un abrazo.

      • Elías - 28 agosto, 2014

        Hay que empezar por los habitantes de Gran Canaria, a día de hoy la incultura en este sentido es total, no saben donde viven, trabajo en una empresa que hace tele marketing, y cuando llaman a otra isla le dicen que está llamando desde Las Palmas cuando la llamada es desde Telde, lo esperpentico es que la persona que recibe la llamada es de la provincia y entiende perfectamente que la llamada es desde Gran Canaria, ¡lamentable!

  2. himar - 27 agosto, 2014

    Me pierdo en estos temas de branding, etc., pero creo entender lo que planteas y tiene mucho sentido. Personalmente entiendo que la confusión emerge de la aplicación en las islas del sistema municipal castellano a partir del siglo XIX. Este sistema genera paradojas como la existencia de tres municipios en la isla de El Hierro o que en Tenerife prácticamente cada barranco sea un municipio. La aplicación de este sistema en las Islas Canarias es desde el punto de vista institucional y administrativo… digamos… poco adecuado (y me atrevería a decir que la cuestión que planteas no es más que una arista de tal problema). A esto hay que añadir la creación de la provincia de Las Palmas a partir de 1927, y refrendada por la Constitución de 1978. La provincia no surge como un anhelo de las islas orientales por desgajarse de las occidentales, sino por el deseo grancanario de autonomía sobre el omnímodo poder chicharrero. De ahí la forma tan sui generis de nominar la provincia, teniendo solo en cuenta el nombre de la capital de una de esas islas orientales.
    Ni idea de como solucionar el problema, pero lo más adecuado y la vez lo más difícil sería abandonar el sistema provincial y municipal por otro que tuviera más sentido dada nuestra geografía INSULAR. GC para la isla y LPA para la ciudad… y santas pascuas!

  3. Patricia - 27 agosto, 2014

    Yo soy de Gran Canaria y soy de esas personas a las que les molesta muchísimo que la gente no sepa todo lo que acabas de explicar. Tanto los de aquí como los de afuera. Soy de las que cada vez que alguien dice: “voy a Las Palmas” suelto: “¿vas a 3 islas a la vez?”. Lo peor de todo es que la respuesta de la gente suele ser: “vaya tontería, yo siempre lo he dicho así”. Pero luego a todos nos encanta pretender que la gente de la península y los extranjeros lo digan bien, y nos enfadamos si no lo hacen. El caso es que siempre me quedo pensando en lo que has dicho del código del aeropuerto… recuerdo que cuando hicieron la miniserie del accidente del avión de Spanair en Tele5, en las pantallas del aeropuerto se podía leer PERFECTAMENTE: “aeropuerto de Las Palmas”, cosa que me hirvió la sangre y que además hice saber a los responsables, pero a nadie pareció importarle.

    He escuchado alguno de los casos que nombrabas, aunque el más sonado fue el de una señora extranjera que pretendía viajar a Gran Canaria y acabó en Mallorca.

    Estoy de acuerdo en que esto puede afectar al turismo (de hecho creo que lo hace) y que además lleva a muchas confusiones. Para mí la solución ideal sería añadirle “de Gran Canaria” a la provincia, como Santa Cruz de Tenerife. Es cierto que eso generaría muchísimos gastos, pero si en Madrid añadieron “Adolfo Suárez” a TODOS los carteles, pegatinas y panfletos de Barajas, pienso que poco a poco se podría ir cambiando.

    No sé, igual yo lo veo mucho más fácil de lo que es…

  4. Artemis - 29 agosto, 2014

    Pues visto lo visto y el uso que hacemos los “utóctonos”, igual podría ser una buena idea llamar a la capital igual que a la provincia: Las Palmas. Y punto. Y a la isla, pues Gran Canaria. El propio lenguaje tiende a la economía. Vamos, a reducir los nombres.

    Con eso no te evitarás dejar de confundir a la gente con la isla de La Palma, Palma de Mallorca, etc. pero bueno, siempre puede haber otras formas de dar a conocer los nombres correctos. No sé si, por ejemplo, habrá gente por ahí que queriendo ir a Nueva York acabe yendo a York, o que alguien que quiera ir a Perth tenga que buscar en Wikipedia y, en fin, encontrarse con esto… http://es.wikipedia.org/wiki/Perth_%28desambiguaci%C3%B3n%29

  5. Manuel - 8 septiembre, 2014

    No es tan difícil. Es cuestión de preocuparse un poco cuando se producen acontecimientos de este tipo. El Cabildo ha hecho un buen trabajo con el Mundobasket, pero aquí se ha equivocado.

    Gran Canaria es la isla y eso es intocable.

    Las Palmas es la provincia y así debe ser. Si fueran herreños, gomeros o palmeros, ¿no les parecería un insulto que la provincia en la que viven se llamara Sta. Cruz de Tenerife?

    Y que la capital que está en Gran Canaria se llame Las Palmas de Gran Canaria, tiene todo el sentido.

Deja un comentario